Archivo de la etiqueta: inversa

Hipoteca multidivisa

Una hipoteca multidivisa es un tipo de hipoteca que se realiza en moneda extranjera.

Normalmente el crédito o préstamo multidivisas se hace con divisas estables y con tipos de interés bajos. Por ejemplo: Yen japonés, Franco suizo, dólar estadounidense, dólar neocelandés, libra esterlina, incluso una parte en euros. De esta forma se reparten los riegos entre las monedas, en el caso de que alguna tuviera un movimiento desfavorable.

Por tanto el préstamo tenemos que devolverlo en la divisa en la que lo hayamos pedido. Y en este aspecto es donde podemos encontrar las ventajas y los inconvenientes de este tipo de préstamo:

  • El tipo de interés a aplicar suele ser el que tenga la divisa en el mercado de Londres. Los tipos de interés en Londres (para algunas divisas) están más bajos que los publicados por el Banco Central europeo para el euro (por ejemplo, el LIBOR del Yen está por debajo del Euribor del Euro).
  • Como las cuotas tenemos que pagarlas en la divisa que pedimos, todos los meses tendremos que ir comprando con nuestros euros el equivalente al importe de la cuota y pagar una comisión de cambio de divisa que dependerá de la evolución que tenga la divisa respecto al euro.

Por lo demás, es un préstamo normal, con su comisión de apertura, de estudio, su tasación, sus comisiones de cancelación, etc. que requiere un seguimiento importante de la evolución de las divisas y de los tipos de cambio.

Recomendamos seguir el Foro de Hipotecas Multidivisa

Hipoteca inversa

La Hipoteca Inversa es un préstamo hipotecario que ofrecen los bancos y consiste en la operación contraria a lo que habitualmente se entiende por hipoteca.

Si una hipoteca se entiende como una compra a plazos de la vivienda, esta operación se explicaría como ir recibiendo a plazos el dinero que se obtendría de la venta de la vivienda pudiendo continuar viviendo en ella hasta el fallecimiento, momento en que la entidad financiera se queda con la misma o los herederos harán frente al pago del préstamo.

Es ideal para personas con más de 65 años que tengan una vivienda pues reciben bajas pensiones y así disponen de un dinero extra y pueden seguir viviendo en su casa.

La primera condición es que el inmueble a hipotecar este libre de cargas. De no estarlo, podemos pedir la hipoteca inversa y con ella acabar de pagar la hipoteca anterior.

Las rentas que vayamos recibiendo mensualmente pueden ser fijadas o revisadas periódicamente, generalmente con carácter anual. Igualmente podemos pedirla de por vida (vitalicias) o de forma temporal.

Como cualquier préstamo, lleva un tipo de interés, que suele ser algo más alto que las operaciones normales con garantía hipotecaria debido a la incertidumbre sobre el momento en que se cancelará el préstamo. No obstante, los herederos pueden disponer de entre 6 meses y un año para decidir que hacer con la vivienda.